Justo eres tú, oh Señor, cuando a ti presento mi causa; en verdad asuntos de justicia voy a discutir contigo. ¿Por qué prospera el camino de los impíos y viven en paz todos los que obran con perfidia?  Jeremías 12:1

 

Esta es una pregunta que nos hacemos muchos de nosotros frecuentemente. Se nos dificulta entender, por qué siendo un Dios justo, permite que estos tipos prosperen. Sin embargo, Dios tiene sus propósitos y sus tiempos para obrar en cada uno, no debemos dudar de que al final, reinará la justicia divina. No obstante, tengamos presente que nosotros mismos necesitamos misericordia.