«Amo a los que me aman, y los que me buscan con diligencia me hallarán. Conmigo están las riquezas y el honor, la fortuna duradera y la justicia. Mi fruto es mejor que el oro, que el oro puro, y mi ganancia es mejor que la plata escogida.» —Proverbios 8:17-19

Estos proverbios de Salomón están escritos a nombre de la sabiduría. Son un llamado a buscarla y seguirla. Muchas son las bendiciones de ser sabios en nuestras vidas y la Biblia está llena de sabiduría que está a la disposición de cualquier persona. ¡Cuántas calamidades nos ahorraríamos si actuáramos con sabiduría!