“Entonces Dios dijo a Abraham: A Sarai, tu mujer, no la llamarás Sarai, sino que Sara será su nombre. Y la bendeciré, y de cierto te daré un hijo por medio de ella. La bendeciré y será madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella.” Génesis‬ ‭17:15-16‬ ‭

La promesa que Dios hizo a Abraham de tener un hijo, sería a través de su esposa Sarai. Era más fácil, a los ojos de ambos, sustituir a Sarai y su esterilidad, por una mujer fértil. Sin embargo, para Dios no hay imposibles y con estas palabras, enfatiza sus formas divinas de hacer las cosas. A Sarai, (mi princesa), le cambió el nombre por Sara, (princesa), para que empezaran a cambiar primero su mentalidad y luego su realidad. ¡Dios cumple lo que promete! ¿Lo crees?