“He aquí vienen días, declara el Señor, en que levantaré a David un Renuevo justo; y el reinará como rey, actuará sabiamente, y practicará el derecho y la justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel morará seguro; y este es su nombre por el cual será llamado: “El Señor, justicia nuestra”. —Jeremías 23. 5-6

Jeremías profetizó acerca del Señor Jesús, como el Mesías con función a sacerdotal; como quien representa Dios dentro del pueblo escogido, y que también representa al pueblo ante Dios. Tiene el derecho de perdonar pecados y su misión es ayudar al pueblo. Jesús es nuestra justicia. A través del sacrificio en la cruz, fuimos justificados por su sangre y podremos gozar de vida eterna.